viernes, 2 de marzo de 2012

WINDOWS PHONE Y EL “SOSPECHOSO” SKYDRIVE

Tras una semana con el Nokia Lumia 800 puedo decir que estoy algo decepcionado con Windows Phone, aunque no estoy seguro de su total “culpabilidad” en las cosas que encuentro mejorables.

En primer lugar decir que la sincronización, a través de Windows Live, entre Outlook y el teléfono es extraordinaria, me da todos los servicios que necesito. La facilidad de uso y la intuición es lo mejor.

Mejorable es la integración de las redes sociales, demasiado lio con los contactos del Outlook y los del Facebook, lo mismo que las agendas, aunque éstas son fácilmente deshabilitables. También se ha simplificado, en mi opinión, las opciones de configuración de parámetros como la batería, que haya que hacer hasta cuatro pulsaciones para saber cuánta te queda me parece excesivo.


Pero lo peor sin duda son las aplicaciones, amén del copiar y pegar, casi todas de consumo puro y duro, hay muy pocas profesionales. No tienen cliente Citrix, falta el Teamviewer por citar un par, no sé qué parte de culpa tendrá Microsoft en ello, pero hay que espabilar.

Pero lo peor de todo es sin duda el SkyDrive, un servicio que se prevé gratuito me despierta todo tipo de sospechas. ¿Cómo es posible que no se pueda abrir en el teléfono un fichero, por ejemplo de Word, subido al SkyDrive y protegido por contraseña? Es increíble que para poder usar el servicio en la nube de Microsoft los ficheros deban estar depositados allí libres de protección por contraseña si se quieren visualizar. Sigo creyendo que la nube privada es lo mejor, ¡¡¡¡pero la aplicación de acceso sólo está para Android y iPhone!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada