miércoles, 1 de febrero de 2012

TRUENOS Y RAYOS EN LA NUBE, MALOS TIEMPOS PARA LA CLOUD


La intervención del FBI en Megaupload ha destapado los problemas que existen para los usuarios que ubiquen sus ficheros en la nube.

El cloud computing o informática en la nube pone a disposición de usuarios una serie de servicios informáticos a los que se accede desde cualquier dispositivo, ya sea un teléfono móvil, un ordenador portátil, etc. Uno de los servicios más utilizados, sobre todo por los consumidores finales, es la “subida” de ficheros a Internet. Mis fotos, mis vídeos y mis canciones es lo más “subido”. Hay servicios específicos como Youtube, Picassa, Flicker, etc. e incluso redes sociales como Facebook permiten realizar parte de ellos.

Para empresas y para otro tipo de usuarios que utilizan ficheros de información tipo texto, hojas de cálculo e incluso bases de datos, existe otro tipo de servicios como Dropbox, Skydrive, SugarSync, etc. que persiguen el mismo objetivo: poner los ficheros en la nube para tenerlos siempre a mi disposición allí desde donde los necesite.

Pero claro, casi nadie había caído en que tras la tormenta las nubes desaparecen y el cielo está despejado. Y eso ha pasado con Megaupload. Todos sabemos el tipo de ficheros que depositaban allí la mayoría de usuarios, pero también había personas que tenía el servicio contratado para algo más que ver o descargar películas sin cortes. Nadie sabe qué va a pasar con la información allí depositada por los usuarios, sea del tipo que sea, ya estamos avisados de que no podemos tener los ficheros en una única ubicación y arriesgarnos a un cierre, intervención o desconexión de una empresa o servidor de internet. Con o sin nube, las copias de seguridad seguirán siendo imprescindibles y el principal caballo de batalla de la informática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada