lunes, 11 de enero de 2010

GOOGLE Y EL GOBIERNO ALEMÁN


Mal pintan las cosas para Google en Europa. El Gobierno Alemán tiene al gigante informático en su punto de mira desde hace tiempo, pero parece que el lanzamiento del Nexus One, el teléfono móvil de Google, ha acelerado los ataques contra el buscador.

Y es que la cruzada de los alemanes empezó en septiembre de 2008, cuando La Oficina Federal para la Seguridad de la Información, advirtió a los usuarios de Internet sobre que el nuevo navegador Google Chrome resultaba arriesgado instalarlo, y recomendó no utilizarlo.

Un año después apareció la noticia sobre el servicio de documentación de Google, Google Books. El gobierno alemán entiende que atenta tanto contra sus normas de derecho de autor (violando los derechos de los autores y editoriales alemanas) como los derechos de privacidad e intimidad de los ciudadanos alemanes.

La penúltima fue en noviembre de 2009, cuando se declaró que Google Analytics, el servicio de análisis web que ofrece distinta información para ejecutivos, técnicos de marketing y webmaster, podría ser ilegalizado en Alemania, con multas de hasta 50.000 euros, para las empresas o entidades alemanas que los utilizaran.

Ahora, la ministra de justicia alemana, ha advertido que Google se está convirtiendo en un monopolio gigante como Microsoft y podría enfrentarse a acciones legales si no se hace más transparente, ya que acumulando demasiado poder e información sobre los ciudadanos a través de programas como Google Earth y Google Books. Dice la ministra que si Google no se hace más transparente, el Gobierno Alemán deberá actuar como legislador. Y esto suena fatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada