jueves, 7 de mayo de 2009

THE LONG TAIL. LA LARGA COLA.


Chris Anderson es un tipo peculiar. Escribió un artículo llamado “La larga cola”, del cual derivó un libro llamado de la misma forma. El impacto del mismo en la el mundo de la economía, de la tecnología y de la forma de hacer negocios fue brutal, se comenta que, incluso, optará por él al Premio Nobel de Economía. En Wikipedia se puede leer algo sobre Chris Anderson, lo que nos importa ahora del director de la revista Wired es su nuevo libro: Free, Gratis en español.
La Larga Cola vine a concluir que Internet es el medio para vender aquello de edición ilimitada, la capacidad infinita de la red permite tener en stock todo lo que es susceptible de ser vendido y que, en el comercio tradicional por el espacio físico que ocupa, no puede estar expuesto ni disponible para el consumidor. Discos, libros, conocimiento, información y un lago etcétera. Casos como Amazon y Ebay son los más conocidos, pero hay muchos más.
Ahora, en “Free”, Chris Anderson viene a decir que un concepto como el gratis total es la forma de hacer negocio. El claro ejemplo es Google.
La gente que usa la red quiere todo gratis, están acostumbrados a ello. Páginas WEB gratis, blog gratis, música gratis, películas gratis, libros gratis y ahora la conexión usando las zonas wifi, gratis también. ¿Cómo ganar dinero entonces? Fácil. Gratis es lo básico, si quieres algo más debes pagar, pero poco. Un ejemplo: el blog de MEGASTAR, es decir, esta WEB que está leyendo. El blog lo da gratis Google a cualquiera, pero por cambiar el nombre de blogdemegastar.blogspot.com (que es el que está por defecto gratis) a http://www.blogdemegastar.com/ se pagan 10 dólares, 7. 64 euros, al año, un regalo. Ahora calculamos los blog que tiene Google, con una ligera búsqueda nos da 446 millones de blog, siendo generosos, diremos que el 1 % de ellos contratan el servicio de dominio, 4.460.000 a 10 dólares anuales son 44 millones de dólares al año, únicamente por este servicio, no está nada mal.
Otro caso curioso es el cine. ¿Para qué pagar por ir al cine si luego todas las películas son gratis en televisión? Dice Chris que lo importante es la marca, los nombres conocidos atraen al consumidor y lo fidelizan, por el hecho de visitar su WEB están pasando por un contador que sirve como baremo para cobrar por insertar la publicidad en sus páginas, la medición del tráfico. Hay que labrarse una reputación en condiciones y llamar la atención para aumentar los ingresos. Vamos, está chupado. Hay un apartado sobre la moneda virtual y la desapración de pago con dinero que es tremendamente constructiva y destructiva a la vez, da miedo, tanto que lo dejaré para otro comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada