miércoles, 13 de mayo de 2009

EMPEZANDO CON WINDOWS 7


Ya hemos empezado con Windows 7 y las primeras sensaciones son agridulces, pero no están mal. Como me ha dicho hoy mismo un cliente: `Con lo bien que va XP, ahora nos meten en este berenjenal de Windows 7´. Al menos no es Vista y a una mala podemos virtualizar XP y ¡varias veces!, ya veremos luego como se licencian, pero poder se puede y funciona, empecemos…



Comencemos con el escritorio, el cual han dejado muy despejado. Han aprendido que se deben ofrecer mínimos y que, después si el usuario quiere, agregue los gadget que quiera, ponga el sidebar o la foto de su abuela, pero que al instalarlo funcione ligero. De momento, los problemas de Vista con las conexiones de red han desaparecido y se conecta con bastante rapidez, aunque en una ocasión ha fallado y después de arrancar, necesitó de casi 1 minuto para reconocer la tarjeta de red e iniciar la conexión, cosa que siempre pasa con Vista.



De Vista han conservado el Aero, les debió costar mucho programarlo y lo han dejado, aunque su uso es prácticamente nulo queda bien cuando sale en la tele, no sé ni por qué lo menciono.



Lo que se han cargado, de momento es el “inicio clásico”, la forma de vez el menú Inicio como en XP. Ya veremos si son capaces de quitarlo de forma definitiva no sea que les pase como con Office 2007, que la barra es tan complicada que la gente ha optado por instalarlo y luego añadir el programita que te pone la barra del Office 2003 para no perderse. Ya escribiré sobre este tema.



Refresquemos cosas del Vista para usar su menú inicio. Si lo dejamos por defecto, al intentar abrir una pestaña nos abre un vínculo, es decir, una ventana. Si queremos que despliegue otro menú, vamos a propiedades y marcamos la opción “mostrar como un menú” y ya sale más parecido al menú del XP.



Creo que se ve la diferencia en la imagen ¿No? Son esta imagen de encima y las dos anteriores.



También han mejorado las opciones del área de notificaciones, a la parte inferior derecha de la pantalla, donde sale el reloj con la hora. No se podía hacer nada en XP, algo en Vista y mucho mejor con el 7.



Entre varias cosas nuevas la herramienta de recortar. Muy adecuada para preparar imágenes de forma sencilla.



Nuevo Paint, formato aplicaciones Office 2007.



Y nuevo WordPad, con el mismo interface gráfico, tipo Office 2007.



Una de las novedades más visibles e interesantes son las ventanas de la barra de tareas. Ahora aparecen las pantallas que se ejecutan con una misma aplicación con dos características: el tamaño de las mismas se ajustan de forma automática para que salgan en una hilera y son ventanas activas. En la imagen superior dos ventanas de la barra de tareas con dos descargas simultáneas.



Ahora el Explorer con cinco ventanas ya cargadas.



Y ahora con las cinco ventanas cargando.



Y acabo haciendo una breve mención a la virtualización de XP. En primer lugar decir que funciona. La máquina virtual de XP, preparada de forma especial, se instala y configura en menos de 5 minutos, ya que es un fichero hecho de propio.



Podemos cargar una segunda máquina virtual, pero ya es una instalación normal desde el CD y el ratón se queda “encerrado” dentro de la ventana.



Y como te descuides que deja el ordenador sin recurso. Se chupa toda la RAM y el procesador va sobrado. Las imágenes son de un Core 2 Duo E8200. Habrá un apartado específico para la virtualización del XP, sólo indicar que para probarlo, nos lo hemos cargado seis veces. Bueno, también lo hemos apurado algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada